Featured Post

El peor día de mi vida

El 19 de septiembre de 1985 fue el peor día de mi vida. Mis recuerdos de ese día están ligados a una lluvia muy fuerte de la noche an...

Monday, May 5, 2008

Coachella 2008

(fotos pendientes de revelar - pero ya cambiaré mi cámara por una digital)

¿Coachella 2008 en dos palabras?

Fácil:

Portishead. Wow.


Guitarra ácida, de gemidos lentos y prolongados. Teclados de fondo, calmantes, agonizantes. Y Beth Gibbons, abrazada al micrófono, aferrándose a él más fuertemente que a su sufrimiento, que a un amante, que a su vida misma, pero insinuándonos que se soltaría en cualquier momento, dejándose ir y arrastrándonos con ella a donde quiera que su inmensa tristeza nos quisiera llevar.

Susurros convidados al micrófono, que fielmente nos estremecía, haciendo que nos olvidáramos de todo excepto del allí, del ahora, del azul de los reflectores, de esa noche increíble, toda alegría olvidada, ella y el micrófono fundiéndose en un alma desgarrada, convidándonos tan sólo un poco de su tristeza, pero lo suficiente para erizarnos la piel y hundirnos en ese mar de sentimientos.

…sí, sí, ya sé…

Seguramente estoy exagerando, ¿cierto?

Pero es que realmente fue algo inolvidable, uno de esos conciertos que vuelve fan al que era indiferente, y eterno admirador al que ya era fan. Y yo ya era fans (jejeje - ¡fans!)

Por supuesto que Coachella fue mucho más que sólo Portishead…

(Ja. Como si se pudiera decir: “…que sólo Portishead”)

Pero, en fin. Roger Waters también estuvo increíble. Tal vez no me impactó tanto porque ya había visto ese mismo espectáculo cuando lo llevó a México, pero hubo un par de momentos en que envolvía al público de tal manera que, entre el cerdo volador, las luces, la cadencia de la música (Sheep, del Animals), el fuego, ya no sabías hacia dónde dirigir tu atención.

Más momentos memorables: la vibra de Café Tacvba (y el muy mal inglés de Juan/Cosme/Gallo Gas/Rita Cantalagua/Rubén/o como sea que se quiera llamar), que fue a Coachella a cantarle a los mexicanos y no a los gringos; Hot Chip, gran descubrimiento; Flogging Molly, con su divertido toque de rock irlandés; Perry Farrell, siempre un favorito, con o sin Jane’s Addiction; Gogol Bordello, una mezcla de gitanos, piratas y ruido callejero; Metric, rock indie perfecto para bailar. ¡Ah! Y los ventiladores que rociaban agua. Y las esculturas de flores gigantes que también soltaban una brisa empapadora y refrescante. Y dos trailers reales, copulando en el aire como dos libélulas. Y la gente que se metió a una escultura de luces (nosotros incluidos), pero no para destruirla, sino para acostarse debajo de ella y estar dentro del juego de miles de lucecitas cambiantes y danzantes. Y los raspados de limón quita-sed. ¡Y los amigos, claro!

Y no tan memorables, pero bastante buenos: la guitarra buenaondita de Jack Johnson; el ritmo de Pendulum y de Fatboy Slim, que ya es un señor de pelo blanco pero con toda la actitud; las mezclas de 120 Days; los clásicos Kraftwerk; Austin TV, que se oían realmente bien con el sonido del escenario principal y salieron vestidos de árboles; el sonido indie de Stars; las francesitas de Plasticines; Jack White y sus Raconteurs, con algunos problemas de sonido.

Lo que no estuvo tan bueno: las botellitas de agua de 2 dólares (que, a 38 grados y bajo el sol, ni modo de no tomar) y las cervezas de a $7 y las margaritas ácidas de $9 y los jochos de $7. La gente tan apretada para ver a M.I.A., I’m from Barcelona y MGMT. Los pies cansados negándose a llevarte hasta el coche después de 13 hrs diarias de bailar, brincar y caminar en Converse. Perder a tus amigos entre 60mil gentes – pero sin mayores consecuencias. Prince – demasiado diva y demasiado gringo para nuestro gusto. El desayuno del hotel – pero, ¿qué esperábamos, si estaba incluido?

Aunque hay quienes van a Coachella sólo porque está de moda y todo el mundo va, es algo que realmente vale la pena. Y pienso volver el próximo año. Así que, háblenme y vamos a Coachella.

6 comments:

Mike said...

Osea que Portishead owneo el festival. Poooots! Envidia por dos años seguidos, pero ya verás, para el próximo año yo estaré ahi! O eso espero jejeje.

*envidia!!*

Saludos, bai.

Anonymous said...

muy buena esa reseña, creo que vimos lo mismo. jeje
fue muy divertido, si vale mucho la pena ese festival, por algo va tanta gente. Portishead es lo mejor de lo mejor.


Pam

Anonymous said...

por cierto hay que intercambiar fotos

*** yo.

tu novia,tu nena, tu linda, linda... said...

fire le gana a todo!!!
jajaja vean friends!!!
lo mejor de todo fue cuando yo estaba tomando mi segunda michelada en la playa, en cd. del carmen campeche, con mis amigos, viendo el horizonte, lejos, lejos estaba mi ruben, en california para ser exactos, cuando...este no es un dia muy normal...la locomotora, q es el timbre de mi cel, suena y era un griterio entre el que reconoci primero a cafe tacvba y luego los gritos de ruben al telefono que me ponia mi grupo favorito en coachella, que despues canto...cuando no deseo nada tengo tooodo...tons yo cante y todo y ...te amo rubs!

la mas distraida said...

Maria...Basañez hazme tuya cada martes dice:
me quieres aunque sea la mas distraida de la galaxia?
Mr. Ruben dice:
sí, pero no eres la más distraída
...
el tono de mi cel es PEZ y la cancion q cantamos rubs y yo a la distancia es VOLVER A COMENZAR

mi novio que me avisa que me equivoco, pero bueeeno, eso no es nada comparado con aquel...duh? como que el que tire mas alto???
...
me encantas rubs.

Towers, Gabriela said...

Pues vamos! Yo voy al All Points West en agosto a ver a Radiohead, la música es lo único que me mueve últimamente... y siempre.

Linkeado está señor, chéquese en mi blog!