Featured Post

El peor día de mi vida

El 19 de septiembre de 1985 fue el peor día de mi vida. Mis recuerdos de ese día están ligados a una lluvia muy fuerte de la noche an...

Wednesday, July 14, 2010

Día 14

Uno de los chavos que trabaja en el hostal es de lo más chistoso. Se llama Sonboi, o Boison o algo así. No sé bien si es su inglés o su pronunciación en inglés que es medio mala y todo el mundo tiene problemas en entender exactamente lo que a veces nos explica. Son como 5 minutos para explicarle a otra chava cómo llegar a no-sé-dónde en combi. Parece que le entendió (y esperamos que no la haya mandado a Zimbabwe).   Eso sí, le echa muchas ganas. Y le gustan las telenovelas sudafricanas. Y no, por si se lo preguntaban, no son mejores que las mexicanas. Son malísimas.

De Port Elizabeth me traje Biltong, de wors seco. En realidad, lo puedes comprar en cualquier tienda o supermercado. Biltong es el equivalente sudafricano del tasajo, o carne seca. A veces lo hacen de carne y a veces de wors (que es como entre salchicha y chorizo). La diferencia es que primero lo hacen en salmuera y después lo secan. No es tan malo como suena, la verdad; sabe mucho a carne. Si está pre-rebanado, hasta es sencillo de comer. Buen snack.

Alan (de Brasil, que regresó también al mismo hostal) había reservado un tour a Lion’s Park. Me invitó y, por supuesto, fui a ver leones. Y fue con el mismo guía que nos llevó al safari a Pilanesburg. Lion’s Park está como a media hora de Joburg. Creo que el león es el único animal grande que no vimos de cerca en Pilanesburg. Ahora fue el que más vimos. Lo bueno, es que hay muchos y los ves muy, muy cerca del coche. Lo malo, es que no es una reserva, donde los animales son libres de cazar y vivir en su estado natural, sino un parque donde los alimentan y están confinados a un área relativamente pequeña. También tienen otros animales del mismo modo (en relativo estado natural), como jirafas, muchos antílopes diferentes, cebras, avestruces y etcéteras. Los demás que tienen, como suricatas, puercoespines, hienas y leopardos, están en jaulas como de zoológico. Muy triste, la verdad, considerando a los que viven en libertad en las reservas. Ahora, más que antes, los zoológicos me parecerán como prisiones o como un castigo para los animales. La única otra cosa buena de ahí es que pudimos acariciar y convivir por unos minutos con cachorros de león. La otra cosa mala es que es tanta la gente que los acaricia y molesta, que los pobres leoncitos se alteran mucho. La verdad, ¿a quién no le molestaría que, cada 5 minutos, 15 personas diferentes trataran de picarle, jalarle, y hacer las mismas cosas una y otra vez?

En fin, por lo menos pudimos comparar y darnos cuenta de qué diferentes son los animales de acuerdo a su entorno.

El tour siguió con la Cuna de la Humanidad (“Cradle of Humankind”). Suena a película de Tomb Raider, ¿no? Es un conjunto de cuevas donde se han encontrado algunos de los fósiles de homínidos más antiguos, con unos 3 millones de años de antigüedad. Fue un paseo a grutas con fósiles, muy interesante también.

En la noche intentamos, otra vez, ir al restaurante donde sirven springbok. Y, nuevamente, fue prueba no superada, porque había cerrado temprano. Terminamos cenando en un pub local, con dos botellas de vino, junto con Linda y Leonie, (dos niñas de Suiza) y Charles (de Canadá). Después, a un club cercano por unos drinks y de regreso.

Fue un buen día, entretenido.

No comments: