Featured Post

El peor día de mi vida

El 19 de septiembre de 1985 fue el peor día de mi vida. Mis recuerdos de ese día están ligados a una lluvia muy fuerte de la noche an...

Friday, July 9, 2010

Día 9

Hoy caminé mucho. Llegué al estadio del Fan Fest y, de ahí, caminé hacia el mar. Caminar en las calles no es cualquier cosa. Al principio, cuando llegué, sabía que los coches iban a aparecer por donde menos lo esperaba. Recuerden que manejan del otro lado de la calle. Entonces, antes de cruzar la calle, volteaba para los dos lados y después, volvía a voltear. Aún así, de repente aparecía un coche casi a punto de atropellarme. Poco a poco, como que medio me fui acostumbrando. Ahora, es un estado de confusión total. Por lo menos, al principio, sabía de qué lado NO venían los coches (es decir, del de siempre). Digo, es algo que ya damos por hecho. Nos acercamos al borde de la banqueta para cruzar y casi ni tenemos que voltear, sino nomás para cerciorarnos y ya. Últimamente, como que mi cerebro ya se hizo a la idea de que vienen del otro lado. Pero todavía no muy bien, así que ahora ya no sé muy bien de qué lado se supone que vienen y de cuál vienen en realidad, a menos que ponga mucha atención. Entonces, cruzar la calle se volvió, de algo automático, en algo que realmente requiere tu atención. Pero de repente se me olvida. Y yo que no quise sacar seguro médico antes de viajar. En fin.

Como no tenía mapa ni nada, caminé hasta que encontré una explanada muy grande, sobre una colina desde donde se ve muy bien el puerto. En la colina hay una pequeña pirámide, una bandera sudafricana enorme y un faro muy bien cuidado. También hay un centro de información para visitantes, donde me dieron muchos mapas y folletos y me vendieron uno con instrucciones para tomar mi propio tour caminando por los edificios más históricos de Port Elizabeth (o “P.E.”, como le dicen – pi i, en inglés). Se ve largo el tour, así que será para mañana.

Subí al faro y fue algo muy similar a subir al Ángel de la Independencia, sólo que, en lugar de ser una escalera en espiral angosta y eteeeeerna, son muchas como escaleras de mano muy bien empotradas y en perfecto estado. (“¡¿Que quuéééééé?! ¿Cómo que se puede subir al Ángel?” – Pues sí, gente, no es leyenda urbana. Vayan un domingo en la mañana con una identificación oficial y los dejarán subir. Se ve de pelos. Sólo tienen que levantarse relativamente temprano). Desde arriba del faro la vista abarcaba gran parte de la ciudad, que es más grande de lo que pensaba. De un lado, se veía a lo lejos la playa. De frente, el puerto. Del otro lado, más edificios, un pequeño lago, y el estadio. Muy buena vista, mucho viento, algo de frío.

Bajé del faro, fui al puerto y a la estación de trenes y me di cuenta de que no fue la mejor idea. De hecho, si alguna vez vienen acá, no se les ocurra andar solos por ahí. No es una buena zona, definitivamente.

De regreso, pasé por un lugar que ya había visto en otro lado y me había dado curiosidad: Se llamaba Budget Meat Butchers (o algo así), que significa Carnicería Económica. El asunto ahí es que compras la carne que quieres y ahí mismo te la asan. De hecho, el concepto de asar a la parrilla se llama braai. Así, con énfasis en la R. Brrraai. Y el eslogan es “We braai Ur meat 4 U while U wait” (Hacemos braai su carne mientras espera). Creo que me gasté como 35 pesos en dos chuletas y un trozo de wors. Así, sí queda para la tanda. Regresaré ahí también.

Finalmente, pasé a un super a ver qué compraba de postre y, en la zona de los pasteles, se me antojó algo llamado Milk Tart. Es una especie de pay de crema pastelera, pero de leche, cubierto de canela. También me volví fans. Y me costó como 9 pesos. ¿Ven? Más fans. Así debería ser todo.

¡Ah! Y el partido…

¡Qué diferencia! Ahora sí parecía Mundial. En el Fan Fest había como 8mil personas. Impresionante, comparado con el partido anterior. Y el ambiente estaba de pelos. Todo el mundo con banderas, sombreros, maquillaje, disfraces, etc. Hasta parecía que iban al estadio. Casi todos, con Alemania. Pero habíamos algunos que le íbamos a España. Muy divertido, en general. Y hacía menos frío. Entonces, fue una buena experiencia. Además, España ganó. Así que ya sé qué partido voy a ver el sábado: Uruguay-Alemania. Con tanta gente apoyando a Alemania, seguro va a estar más que bien.

2 comments:

Anonymous said...

Sin duda lo tuyo son los pays, lo mio seria subir a angel, tratare de hacerlo en la semana, reforma siempre rulea.Y que con el wors? que es un trozo de wors?

Mr. Ruben said...

Los wors (vórrs) con como entre salchicha para asar y chorizo, con muchas variedades.

(lo de hoy es saber quién firma, eh?)