Featured Post

El peor día de mi vida

El 19 de septiembre de 1985 fue el peor día de mi vida. Mis recuerdos de ese día están ligados a una lluvia muy fuerte de la noche an...

Wednesday, July 7, 2010

Día 7

¡Lunes de tour al Mundo de la Cerveza! Me lo habían recomendado mucho, así que se convirtió en parada obligatoria. Mi única queja fue que, hasta que llegué ahí, me di cuenta de que estaba en Newtown, a dos cuadras del Fan Fest donde está la policía amable. De haber sabido, hubiéramos aprovechado el sábado para ir al tour (aunque creo que de todas maneras hubiera ido hoy). Es el SAB World of Beer. SAB (acuérdense que en inglés las siglas no se leen así (sab) sino que se deletrean (es-ei-bi)) es la South African Brewing Company y, además de sus marcas locales, como Castle, Hansa y Black Label (bastante aceptables, por cierto), manejan una de mis favoritas: Pilsner Urquell, de la Rep. Checa. Así que me volví fans.

Ese tour es lo de hoy: por R30 (como $50 pesos) te dan, a la mitad del tour, un vaso pequeño de una de sus cervezas, para que la “degustes” – y te quedas con el vaso. Además, al final, el tour incluye otros dos vasos grandes de la cerveza de tu elección. Durante el tour te explican los métodos de elaboración de cerveza y hasta pruebas una “cerveza” típica, tal y como la preparan las tribus sudafricanas. ¿Cómo estaba esa “cerveza”? ¿Y por qué la puse entre comillas? Porque, más que cerveza, era un “algo” blanco y espeso obtenido de granos fermentados. Y exactamente a eso sabía. Del terror. Parecía de proyecto de prepa. Pero supongo que, si así lo toman las tribus, había que probarlo. O tal vez sea un gusto adquirido, como la bebida de leche de yegua fermentada que toman las tribus en Mongolia. O el beisbol. O la música banda.

Una de las cosas que aprendí en el tour es cómo saber qué tan fresca es una cerveza. Para eso, hay que localizar los números impresos en el cuello de la botella o en la parte de debajo de la lata. Los primeros tres números indican el día del año en que fue embotellada/enlatada, y el segundo es el año. Por ejemplo, 027 9 A 10 14 38 significa que la cerveza fue embotellada en el 27º día de 2009 (los otros números indican en dónde y la hora).

Ya que estoy hablando de esto, algo que no he comentado es una bebida casi tan popular como la cerveza: la sidra. Sí, yo pensé lo mismo: “¡Guácala! Eso es bebida de papás, en Navidad”. Pero la sidra acá no tiene nada que ver con ésa. Es fresca y dulce (mientras no sea “dry”, que casi no es dulce) y no tiene más burbujas que un refresco. La venden igual que la cerveza, en botellas individuales y en presentación más grande, como para dos vasos. También soy fans.

De ahí, a hacer algo de window-shopping. Es decir, ir de compras sin comprar. No quiero gastarme lo que me queda antes de irme, así que mejor me espero hasta los últimos días que esté aquí, por si las dudas. Increíble que, en un solo mall, haya más de 20 tiendas de diamantes. Y en todas hay gente (y no, no pienso comprarme ninguno).

No comments: